Revista Espacios y Memorias

abril 2017 - Revista Espacios & Memorias

domingo, 30 de abril de 2017

Convocatoria Nº2

MEMORIA, TERRITORIO E IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA: SIGLO XIX-XX


La Revista Espacios & Memorias abre su convocatoria para el segundo número, cuya temática es “Memoria, Territorio e Identidad en América Latina: siglo XIX-XX”, el cual debe ser abordado acorde a nuestra línea editorial y cumpliendo con las normas de publicación estipuladas. El plazo de recepción será hasta el miércoles 31 de mayo y deben ser enviados al correo:  revistaespaciosymemorias@gmail.com

La elección de estos tres ejes de investigación –Memoria, Territorio e Identidad- no es azarosa y responde a la búsqueda de soluciones frente a los problemas actuales de la sociedad, la cual ha sido permeada en todas sus aristas por el modelo neoliberal, calando así en los valores mercantiles e individualistas de forma transversal en la actualidad, destruyendo en gran medida las prácticas comunitarias y asociativas, las cuales eran pilares fundamentales de la identidad popular.

Es por eso que consideramos que rescatar la memoria popular, tanto individual como colectiva, nos posibilita a reencaminarnos en el rescate de identidad latinoamericana, esto en la medida de que profundizamos en la comprensión del pasado desde la experiencia misma de los actores sociales involucrados, cuya historicidad siempre ha sido rechazada por los manuales oficiales, los cuales, centrados en las instituciones y los “grandes héroes”, se han caracterizado por invisibilizar a los sectores subalternos.

De igual manera como comprendemos la memoria en relación con la experiencia y la identidad, también consideramos que el territorio, como espacio construido socialmente, es fundamental en la comprensión de las dinámicas del presente, ya que es ahí donde se manifiestan las desigualdades y las tensiones del modelo neoliberal, cuyo desarrollo choca con las prácticas de resistencia local y los modelos de desarrollo alternativo, muchos de los cuales se nutren de las experiencias comunitarias del pasado, contribuyendo de esta forma en el rescate de la identidad y la resignificación del presente.

Seguir Leyendo

jueves, 13 de abril de 2017

Reseña: Dimensión Socioambiental de los conflictos territoriales en Chile

Juan José Navarro Martínez


Introducción

“Chile ubicado al Sudoeste de América como una franja larga y angosta, se ha posicionado como uno de los mayores exportadores de materias primas del hemisferio sur con variados productos y distintos tipos de alimentos, transformándose en el país que más ha suscrito TLC en el mundo”
Así comienza la presentación en este Atlas “Dimensión Socioambiental de los conflictos territoriales en Chile” desarrollado por el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) y el Colectivo Geografía Crítica Gladys Armijo, donde se insertan una serie de herramientas y conceptos que permiten comprender la situación que vive actualmente el país respecto a problemáticas asociadas al modelo de producción chileno.

El medio ambiente ha sido considerado muchas veces desde una perspectiva netamente ambiental, sin considerar que existen en él una serie de especias animales y vegetales y que los seres humanos también habitamos distintos medios ambientes y somos culpables de la degradación ambiental. Así mismo, la dimensión social de estos impactos afecta a la población de manera diferenciada, es decir, existen grupos de la sociedad que no ven trastocadas sus vidas, versus población que a partir de distintos criterios (raza, etnia, clase) son silenciados los impactos en sus vidas.

La reseña de este material se realizará en cuatro apartados. En primer lugar, explicar quiénes son los y las autores de este trabajo. Un segundo apartado, tratará acerca de las temáticas tratadas y su importancia en el contexto actual. Posteriormente, hablaremos de las metodologías usadas por ambas organizaciones para obtener información respecto al punto anterior y sacar sus conclusiones. Finalmente, la propuesta de geografía que propone este trabajo."...

Texto Completo [Descargar]
Cómo citar:
Seguir Leyendo

Imaginarios de naturaleza en el conflicto entre Complejo Ventanas y Puchuncavi

Osvaldo Sepúlveda M.


Resumen
 En la comuna de  Puchuncaví, durante la década de los 50`s  se construyó la central energética más grande de Chile, el complejo ventanas. Los imaginarios de naturaleza en este territorio se vieron transformados y los tipos de vida cambiaron, afectando principalmente la producción agrícola. El complejo Ventanas es una gran fuente contaminante para la población y estos han debido vivir en  una zona saturada, que posee  relaciones humanas cruzadas por el conflicto entre la naturaleza, y los objetivos económicos y políticos.

Palabras Claves: Puchuncavi, Ventanas, naturaleza, imaginarios, contaminación.

Introducción

"La Constitución Política de Chile impuesta por la dictadura militar en 1980, organiza la totalidad del modelo político institucional chileno bajo una lógica neoliberal. Una de las características centrales de este modelo, es la existencia de derechos de propiedad fuertemente resguardados ante las limitadas facultades regulatorias y redistributivas del Estado. En materia de gestión ambiental ello ha repercutido fuertemente en el modelo institucional de manejo de recursos naturales. En ese sentido, Chile se caracteriza por ser uno de los países más privatistas del mundo. Son varios los ejemplos que lo corroboran. (Bustos et etal, 2015)
Puchuncaví es una comuna agrícola ubicada en la región de Valparaíso (ver imagen 1), la cual comenzó a tener cambios significativos durante el siglo XX.

Chile está lleno de territorios en conflicto, de comunidades amenazadas o de proyectos de inversión que proponen transformar de manera radical la geografía económica, ambiental y social del país. (Bustos et etal, 2015). Producto de las circunstancias económicas en el país, durante la década de 1930 se inició  una política de crear industrias, conocido como el modelo de sustitución a las importaciones (modelo ISI) para apoyar el desarrollo de otras áreas productivas del país. La bahía de Quintero se ubica en una zona estratégica para instalar en sus terrenos la fundición Ventanas, en conjunto con la Empresa Nacional de Minería (ENAMI).

Es importante realizar una distinción fundamental entre, por una parte, la literatura sobre la construcción social de la naturaleza y, por otra, la literatura sobre la producción social de la naturaleza. La distinción es que la primera se refiere a los procesos y énfasis discursivos que construyen las ideas sobre naturaleza (y la materialidad que surge como consecuencia de dichos discursos); mientras que la segunda se refiere al proceso mediante el cual el capitalismo, como modo de producción, produce un tipo de naturaleza particular de la cual derivan relaciones socio-naturales específicas (Bustos et etal, 2015). De esta forma debemos entender que el inicio de la construcción de la central termoeléctrica creada con técnicas modernas para la época, que le permiten funcionar con carboncillo y en casos de emergencia con petróleo, fue parte de un proceso pre capitalista productivo anterior a la implementación del modelo en Chile. Comienza a fines de los años 50’s la construcción del Complejo Ventanas, que años más tarde se convertirá en un centro degradador de toda la zona de Puchuncaví."...



Cómo citar:
Seguir Leyendo

Hacia una desmitificación de la inocencia infantil y la comprensión de la infancia como construcción sociohistórica

Carlos Cisternas Casabonne[1]


Resumen

Ya sea en términos generales o en relación con la situación particular y concreta de los niños, la infancia ha sido generalmente definida o bien a partir de categorías biológicas y generalizadas según una determinada división etaria o desde una visión esencialista que ve en la inocencia, la apoliticidad y la pasividad social características naturales y constituyentes del ser niño. De esta manera, se han construido prácticas sociales y discursivas que sustentan la exclusión de los niños de la participación social. Desde un enfoque sociohistórico se sostiene que la infancia lejos de ser una categoría natural se encuentra mediada por diversos factores socioculturales y que, por tanto, su estudio no solo debe ser situado sino también emprenderse a partir de la relación con la sociedad en general. En concordancia con lo anterior, este artículo presenta los resultados de una investigación teórica a partir de la cual se busca establecer una relación entre infancia y política a través de una revisión del concepto de infancia desde una perspectiva crítica, para llegar a comprender cómo se ha construido la imagen prototípica de la infancia en Chile en base a ciertos hechos y situaciones históricas y sustentar así nuevas formas de relacionarse con niños y niñas en el marco de un proyecto social, político y educativo transformativo.

Palabras clave: Infancia, Historia, Política, Inocencia, Educación  




“Cuando sea grande quiero ser terrorista para matar a Pinochet, porque le tengo tanto odio, daría mi vida por matar a Pinochet” [2]
“Pero la esencia humana no es algo abstracto inherente a cada individuo. Es, en su realidad, el conjunto de las relaciones sociales” – K. Marx
Introducción
"A continuación, se presenta una investigación teórica de carácter descriptivo-analítico con respecto a la influencia del contexto sociocultural en la conformación de distintas formas de vivir la niñez, cuyo objetivo principal es realizar un estudio histórico de la relación entre infancia, sociedad y política en Chile como medio para afirmar la construcción sociohistórica de la categoría de infancia y promover el protagonismo infantil necesario para establecer nuevas formas de relacionarse con niños y niñas, ya sea en el marco de un proyecto pedagógico transformativo o en la interacción cotidiana. Para esto, se abordarán al menos tres temas que resultan centrales. En primer lugar, la categoría de infancia entendida como construcción sociohistórica y que implica la no existencia de una única manera de ser niño o niña, sino diversas formas que son construidas a partir de las relaciones sociales situadas en un contexto sociocultural determinado. A partir de lo anterior y como segundo tema, se plantea que no es posible atribuir a los niños una cualidad natural que afirme un estado de pasividad dentro de la sociedad o que justifique su situación de desconocimiento con respecto a la realidad que habitan. Por último, y en oposición a la idea tradicional que promueve el aislamiento social, se plantea que la vinculación temprana de los niños tanto con el conocimiento de la realidad como con su participación en los espacios en que se desarrollan, resulta imprescindible para una práctica pedagógica transformadora que aspire a la formación integral de niños y niñas asegurando una mayor autonomía y conciencia social."...  



[1] Estudiante de Pedagogía en Castellano (UMCE)
ccisternascasabonne@gmail.com
[2] Palabras pronunciadas por un niño de 13 años en el documental Los hijos de Pinochet (1987) 





Cómo citar:
Seguir Leyendo

El Realismo Socialista en cartelera: La Tierra Prometida, un viaje inconcluso

Aldo Vilches Salazar

Texto completo [Descargar]

RESUMEN

“La Tierra Prometida”, de Miguel Littin, es, a todas luces, una megaproducción cinematográfica reconocida como la más ambiciosa del período de la Unidad Popular, un verdadero acontecimiento fílmico desarrollado en un contexto favorable para su éxito de taquilla, y a partir de este, su éxito ideológico.
La película posee una doble lectura, pues en ella se contienen dos contextos distintos. Primero, como fuente histórica, nos presenta la trama de la película el comienzo de la década de los años 30, un período convulsionado en cuanto a administración política del país, a la vez que, como acontecimiento histórico en su génesis misma, nos habla del período de la Unidad Popular y un proyecto ideológico a nivel nacional, el cual es encontrado al mirar a la producción no sólo como una película con una trama específica, sino como un todo, con una musicalización simbólica, una historia propia destacable y un director particular.

Palabras claves: realismo socialista – sentido hodológico – poiesis – ethos revolucionario – documento/acontecimiento – memoria social.


Introducción

"En el área de los estudios históricos, la importancia de la fuente histórica es de total importancia, pues nos permite estudiar y reconocer el pasado de manera que podamos abarcar los procesos y acontecimientos históricos de una forma algo más objetiva, a pesar de la imposibilidad de la total objetividad, pues absolutamente todo el conocimiento que desarrollamos está condicionado por la opinión propia, y por las diversas opiniones y perspectivas de los distintos actores sociales.
Sin embargo, esta cabal importancia de los documentos históricos como una mera fuente resulta en un análisis incompleto, pues tendemos a olvidar o a obviar a que la gestación de una fuente es la vez un acontecimiento histórico. La poiesis (del griego ποιέω: hacer, producir, fabricar, crear) de cualquier acción humana ha de ser entendida también como un documento-acontecimiento, una arista más de la Historia, un testigo y exponente de la Historia pura de la humanidad.

Una fuente recurrente en el quehacer histórico son los documentos cinematográficos, las películas, pues en el desarrollo de su trama retrata un período temporal determinado, una situación reciente, un pasado lejano, un presente familiar, un futuro distópico o una imposible utopía. Por lo general las películas y documentales que muestran algún período o acontecimiento histórico son utilizadas como fuentes de investigación y materiales didácticos para el aprendizaje, pero el estudio de estos puede ofrecer muchas más posibilidades si no nos quedamos en el estudio o disfrute de su argumento principal, al prestar atención al contexto en que aquel film fue producido, su propia historia y la de sus protagonistas, actores, compositores y director. Se trata de apreciar a la creación de aquel documento como un hito histórico, la poiesis como acontecimiento, puesto que la Historia está en la creación." ...

Texto completo [Descargar]
Cómo citar:
Seguir Leyendo

Monumentos de honor e identidad nacional: análisis biográfico de estatuas que cubren el eje vial Libertador Bernardo O’Higgins y su discurso masculinizante

Felipe Francisco Rozas Contreras

Texto Completo [Descargar]

Resumen
El presente artículo está orientado a analizar la composición de los hitos patrimoniales del eje vial Libertador Bernardo O’Higgins y su influencia como discurso identitario oficial de la historia nacional sobre la percepción social de las masculinidades. Es una investigación basada en miradas metodológicas inductivas, en donde se toma el referente patrimonial, en este caso las estatuas, y se les estudia de forma intensiva, para lograr una visión general sobre la problemática mencionada. Se concluye que la avenida estudiada tiene un marcado énfasis identitario y masculinizante, por lo que es producto de la producción historiográfica y política, desde el nacimiento de la República hasta la actualidad.      
Palabras claves: Patrimonio, Avenida General Bernardo O’Higgins, Masculinidad, Identidad
INTRODUCCIÓN

"Problema
         Esta investigación plantea el análisis desde la perspectiva de las masculinidades del eje vial Libertador Bernardo O’Higgins[1] -como unidad totalizante-, en función de las estatuas honoríficas como hitos patrimoniales con un marcado rol, como objetos culturales creadores o modeladores de identidad y su relación con el discurso identitario nacional oficial (Colmenares, 2006) que es aprehendido por la comunidad del país[2].
El eje Alameda ha sido propuesto desde su creación –se piensa en los decretos originarios del mismo Bernardo O’Higgins- como una estructura vial que sostenga el modelo urbanístico Metropolitano. En dicho contexto, ha sufrido modificaciones a partir de las matrices políticas que coyunturalmente han dado forma a la política nacional y a las posibilidades tecnológicas que ha tenido el país[3]. Sin embargo, nunca perdió su objetivo. Es así como desde una visión oficial, la arteria se ha transformado en la avenida más importante, de mayor flujo de personas y tradicional de la comuna de Santiago y el barrio cívico central. Aquella condición lo ha vuelto el escenario ideal para la generación de un eje patrimonial de estatuas honoríficas que son un indicador más del discurso heroico nacional.
En términos generales, cuando se analiza el concepto identidad desde la perspectiva personal, se le asocia con todo aquello vivido que da coherencia a las formas de pensar y ser de algún sujeto. La dificultad aparece al analizarlo desde una perspectiva comunitaria o para este caso, nacional: aquella trayectoria de vida debe tener hitos significativos para toda la comunidad que originen la identificación. En dicho contexto, el análisis particular del patrimonio se hace relevante, en tanto pueden asemejarse como aquellos hitos necesarios para el grupo humano y que entregan sentido de unidad a la sociedad. Cabe explicitar, como afirma Bárbara Silva, que históricamente las elites dirigentes fueron capaces de reconocer la alta necesidad de generar una base de cohesión comunitaria coherente, que pasa por una toma de conciencia y decisión previa, cuyos objetivos se orientan a generar una red de situaciones significativas para la población y que manifiesten implícitamente su relación sistémica (2008, p. 43-46)."...



[1] También denominado durante el artículo como Eje Alameda.
[2] Es necesario explicitar que aquella visión oficial se relaciona con la corriente conservadora decimonónica historiográfica que ha sido la matriz de la perspectiva cultural originaria del país y que ha engrosado las estructuras bases de conocimiento en el área: sin ser la única, logró marcar un periodo relevante en la academia. 
[3] Es posible identificar los cambios de planos reguladores, ampliaciones del casco histórico, generación de espacios de paseos o convergencia ciudadana a su alrededor y las naturales remodelaciones de pavimento, como elementos modernizadores que mejora las vías y el transporte por dicha avenida.  

Cómo citar:
Seguir Leyendo

El anarquismo frente al trabajo. El nacimiento de una propuesta anarcosindicalista en Chile (1931-1938)

Francisco Peña C.


Texto completo [Descargar]
El siguiente texto aborda las causas y características de la formación del anarcosindicalismo en Chile, como tendencia particular al interior del diverso movimiento anarquista. A través de un análisis que integra elementos internacionales y locales, buscamos desentrañar los mecanismos ideológicos que permitieron configurar una determinada propuesta anarquista sobre el mundo del trabajo. Abocarnos a este aspecto de la historia del anarquismo se debe al vacío que existe respecto a las ideas y lenguaje político de las organizaciones de trabajadores en general y del anarquismo en particular. En este sentido, creemos poder aportar en la comprensión sobre los procesos intelectuales, reflexivos y discursivos de los anarquistas en Chile, así como los cambios desarrollados en las organizaciones sindicales libertarias del período.  


Palabras Clave: Sindicalismo Revolucionario, Anarcosindicalismo, Comunismo anárquico, Confederación General de Trabajadores. 

Introducción

"Las investigaciones sobre el anarquismo en Chile, desarrolladas desde 1985 en adelante[1], han abordado comúnmente su relación con el movimiento obrero a partir del arribo de las ideas ácratas a fines de 1880[2]. Esta relación ha sido considerada como un hecho establecido desde esos años, sin contemplar que dentro de su diversidad orgánica e ideológica, la opción por el trabajo sindical y el movimiento obrero representa  una tendencia con características particulares. Por lo tanto, corresponde a un proceso posible de abordar históricamente.
Considerando lo anterior, las principales investigaciones históricas abocadas al estudio del movimiento ácrata, establecen que los conceptos derivados de su relación con los trabajadores, como el término anarcosindicalismo, han estado vigentes en el anarquismo desde que los ácratas configuraron su desarrollo a fines del s. XIX. Al respecto, Víctor Muñoz, en su libro Sin Dios Ni Patrones. Historia, Diversidad y Conflictos del anarquismo en la región chilena (1890-199), señala que fue mediante el anarcosindicalismo cómo las ideas y formas de organización libertarias se difundieron entre la clase obrera local, estableciendo de esta forma, una configuración de esta vertiente a partir de 1898 en adelante. De acuerdo a Muñoz, el concepto anarcosindicalismo se encontraría presente durante todo el proceso de desarrollo del anarquismo local, logrando consolidarse en la década de 1930[3]. Por su parte, Sergio Grez, en Los anarquistas y el movimiento Obrero: La alborada de “la Idea” en Chile, 1893-1915, califica de anarcosindicalista a las múltiples organizaciones sindicales en donde los libertarios ejercieron una destacada influencia, sean las Sociedades de Resistencia a principio del siglo XX o  la Industrial Workers of the World (IWW)[4] en 1920. Grez hace un uso indiferenciado del término anarcosindicalista en distintos contextos, remitiendo en algunas ocasiones a una alternativa al anarquismo, mientras que en otros apartados corresponde a una vertiente derivada de esta ideología[5]. En general, establece una diferencia entre anarquistas y anarcosindicalistas basado en algunas individualidades ácratas que mostraban una alta valoración por el trabajo sindical, quienes sin embargo, nunca llegaron a identificase con ese concepto."...



[1] Eduardo Godoy S., Presentación libro de Manuel Lagos Paseos campestre, velado y teatro. Alternativas anarquistas para la ocupación del tiempo libre a comienzos del siglo XX (Santiago-Valparaíso, 1890-1930), 2015 (Inédito). Agradecemos al autor el habernos compartido su trabajo. 
[2] Un ejemplo de las publicaciones abocadas a este tema son Peter DeShazo, Trabajadores urbanos y sindicatos en Chile (1902-1927),  Santiago, DIBAM, 2007; Sergio Grez Toso, Los anarquistas y el movimiento Obrero: La alborada de “la Idea” en Chile, 1893-1915, LOM ediciones, 2007; y Víctor Muñoz, Sin Dios Ni Patrones. Historia, Diversidad y Conflictos del anarquismo en la región chilena (1890-1990), Valparaíso, Ediciones Mar y Tierra, 2013.
[3] Muñoz, Víctor, Sin Dios…op. cit., pp. 95 y 58.
[4] Grez, op. cit., pp. 10 y 77. El caso de la IWW es aún más complejo, pues desde su fundación en 1919 hasta 1923 ésta no se definió como una organización anarquista, a pesar de la participación libertaria en su interior.
[5] Ibíd., pp. 273 y 277. 

Texto completo [Descargar]
Cómo citar:
Seguir Leyendo

“Sólo el Pueblo defiende al Pueblo”: La Toma 22 de Julio de La Bandera.

Construcción de relaciones comunitarias y movimiento social.
Nicky Antonio Cerón Blau

Texto completo [Descargar]

El presente artículo analiza el proceso organizativo de la Toma 22 de Julio de 1980 desde dos perspectivas: en primer término, la propone como un hito en la rearticulación del movimiento popular en general y del movimiento de pobladores en particular; en segundo lugar, lo analiza en función de la teoría de los movimientos sociales en un diálogo crítico con las proposiciones que los sociólogos de SUR elaboraron sobre el movimiento de pobladores de los ochenta en Chile, particularmente en Santiago. En este sentido, el trabajo releva el desarrollo de relaciones sociales comunitarias como pilar de dinámicas de politización y movilización populares.


Palabras clave: movimiento de pobladores, movimiento social, relaciones sociales comunitarias.

Introducción

"Con el golpe cívico-militar de 1973, los espacios de libertad conquistados por el Movimiento de Pobladores (MDP) durante los años previos – que permitieron el desarrollo de experiencias avanzadas de autoorganización y autoeducación popular, como las desplegadas en el Campamento Nueva La Habana –, así como los espacios de participación democrática y canales de negociación abiertos hacia el Estado, fueron duramente reprimidos y desarticulados por la dictadura. Las posiciones políticas y simbólicas conquistadas por el MDP fueron atacadas duramente por la represión; “los pobladores fueron confinados al lugar físico que ocupaban, cercándolos y segregándolos –en mayor medida de lo que ya estaban– del resto de la ciudad”[1]. Tal reconfiguración, operó como un factor disolvente del tejido social construido durante las décadas previas: en primer lugar, deterioró el espacio del desenvolvimiento de las relaciones sociales comunitarias (RSC) – en el sentido de la desarticulación violenta de las diversas expresiones de asociatividad popular, que se podrían caracterizar como “una forma de sociabilidad que tiende a la apropiación consciente por parte de sus integrantes de sus medios de existencia, a la deliberación y al consenso de los propósitos colectivos”[2] – espacio que, siempre en relación con la totalidad del sistema de dominación, está enraizado al interior de las comunidades (en este caso, urbanas, como campamentos y poblaciones) siendo la base material del desarrollo político de estas, en tanto que espacio idóneo para el despliegue potencial del ser social de sus componentes, así como para la construcción de su poder como actor social.[3]" ...





[1] Mónica Iglesias Vásquez. Rompiendo el cerco. El movimiento de pobladores contra la dictadura. Ediciones Radio Universidad de Chile, Santiago, 2011, p. 59.
[2] Mónica Iglesias Vásquez. Volver a la “comunidad” con Karl Marx. Una revisión crítica de la dicotomía comunidad-sociedad, Araucaria. Revista Iberoamericana de Filosofía, Política y Humanidades, año 17, nº 34. Segundo semestre de 2015, Universidad de Sevilla, p. 130.
[3] Planteo aquí el despliegue potencial del ‘ser social’ en tanto que desarrollo de RSC que, en un contexto neoliberal impulsor de profundos procesos de individuación, se erigen como prácticas sociales contrahegemónicas o al menos divergentes, y que articuladas en instancias organizativas populares como asambleas, comités de sin casa, etc., tienden al desarrollo de dinámicas relacionales que constituyen ejercicios de construcción de poder. Con respecto a la noción de ‘ser social o genérico’, véase: La cuestión judía; El trabajo enajenado (incluido en Los Manuscritos de París); y Glosas críticas al artículo “El rey de Prusia y la reforma social. Por un prusiano”, todos en Carlos Marx. Escritos de juventud, FCE, México, 1982. Sobre el concepto de poder abordado aquí, véase: Hannah Arendt. La condición humana, Paidós, Buenos Aires, 2003, cap. V.    

Cómo citar:
Seguir Leyendo

La Nueva Historia Social y las luchas populares: una relación dialéctica.

Entrevista* a Julio Pinto Vallejos, Premio Nacional de Historia 2016.


Texto completo [Descargar]

"¿En qué contexto surge la Nueva Historia Social y cuáles son sus principales características?
La Nueva Historia Social surge en dictadura, simultáneamente dentro del país con la gente de izquierda que se queda, y en el exilio con los que estaban afuera, y surge como una reacción frente a lo que es el golpe, dar respuesta de por qué se produjo una cosa así, tan destructiva para el proyecto de izquierda y qué fue lo que no vimos desde la historia que nos hubiera podido ayudar a entender y a dimensionar esa derrota. Ese es el contexto en que sale, por un lado dar cuenta de la derrota del proyecto de izquierda en Chile y por otro lado, aportar a la resistencia en contra la dictadura desde la historiografía, recuperando la historia popular como un insumo importante, incidiendo en los actores sociales que estaban resistiendo, por la vía de entregarles antecedentes historiográficos que le dieran, por un lado, más energía y por otro lado, elementos que le sirvieran para moverse en un contexto así.

Esto significó modificar algunos parámetros de lo que había sido la historia de izquierda más tradicional, la llamada Historia Marxista Clásica[1]. Salirse un poco del énfasis que hacía esta historiografía en las organizaciones, los partidos, los líderes y apuntar más a la base social, porque una de las reacciones que nosotros vimos fue que cuando llega el golpe se descabezan todos los liderazgos del movimiento social, se destruyen los partidos y los sindicatos, matan y exilian a los dirigentes, y la base social tiene muy poca capacidad de reacción. Entonces había algo en esa base social que nosotros no estábamos viendo y que no sabíamos, que no conocíamos, era necesario mirar ahí más que mirar solo a las dirigencias o los liderazgos; y también incorporando nuevos temas y nuevos actores, no solo los obreros, sino que los pobladores, los marginales, las mujeres, los jóvenes, las etnias,  en otros periodos de la historia donde no había movimiento obrero, no había clase obrera, pero sí habían actores populares, sí habían luchas o rebeldías populares que podían servir de guía para lo que estaba sucediendo en esos años, periodos anteriores a la década de 1880, y otro temas, la cotidianeidad, las relaciones sociales, el género, las formas de sociabilidad, la cultura, temas que la historiografía marxista clásica no había mirado."




[1] Con esta denominación Julio Pinto hace referencia a la corriente historiográfica desarrollada desde mediados de siglo XX por historiadores militantes de los partidos de izquierda (Socialista y Comunista), como Julio Cesar Jobet o Hernán Ramírez Necochea, los cuales fueron los primeros en hacer historia desde una perspectiva económico-social, aunque utilizando categorías de análisis propios del marxismo ortodoxo, lo cual generó que menospreciaran actores y dimensiones que aun siendo partes del mundo popular, eran excluidas de su análisis al no ser directamente políticas u obreras.


Cómo citar:
Seguir Leyendo